Seleccionar página

Hola. Soy procrastinadora.

Soy procrastinadora


Mi nombre es Rosalí. Me dicen Sali. Soy conocida en las redes como @majesticsali. Pero no vengo a hablarte de mis nombres y sobrenombres. Vengo a sincerarme contigo y decirte que soy de las que posterga mucho sus pendientes.

¿Por qué crees que me gusta tanto el tema de productividad/organización? Pues sí, he tenido que investigar mucho de estos temas porque de vez en cuando “barajo” mucho lo que tengo que hacer, me cuesta concentrarme y postergo pendientes y actividades, hasta que encontré que esto se le llama procrastinar, así que sí, soy procrastinadora

Por mi experiencia, puedo decirte que se debe a que suelo desmotivarme fácilmente, incluso con actividades que me gusta hacer. Y por esto, aprendí a organizar mi tiempo, y sobre todo a ponerlo en práctica (que es lo que mas cuesta hacer). Con esto no te estoy diciendo que está bien, pero tampoco está mal. Simplemente hay días que mi cuerpo y mente no están sincronizados para trabajar, pues se ha determinado que no se trata de ser alguien holgazán o por un defecto sino que psicologicamente, procrastinar es cuando nuestro cerebro prefiere otras actividades que nos satisfagan en el momento y que tiene que ver mucho tambien con nuestro estado de ánimo.

Desde que recuerdo, en el colegio solía aprovechar el tiempo libre y hacer las tareas que me asignaban ese mismo día, así cuando llegara a casa tendría menos que hacer y podría “barajar” más. (Ya sé, soy una genio). Pero tenía que aprovechar el justo momento en que estaba inspirada en hacerlo.

A ver, no es que nunca cumplía con mis asignaciones, siempre las entregaba, en la universidad por igual. Pero detrás de todo ese esfuerzo había un desgaste con el “corre corre”, el contratiempo por no saber organizar mi tiempo y postergar creyendo que me tomaría menos en hacerlo.


Es posible que te pase igual. Te comprendo. Sé que no siempre estás dispuesto/a, o que a veces trabajas con la poca fuerza que te queda. Pero relax, que con voluntad todo es posible. Proponte a tomar el habito de “no dejar todo para último” y verás como poco a poco los deberes no serán tan pesados. 👒💚

A %d blogueros les gusta esto: